Extiende las funciones del portapapeles de Windows con Shapeshifter

Cuando copiamos información de un archivo o documento, ésta queda almacenada en el portapapeles. Desde allí podemos pegarla la cantidad de veces necesaria, hasta que copiamos nuevos datos o reiniciamos la computadora. Las versiones más actuales de Windows sólo permiten almacenar una pieza de información a la vez, lo que resulta limitado en muchos casos.

Si quieren copiar varias datos en el portapapeles sin sobreescribirlos, tienen que probar una interesante aplicación llamada Shapeshifter. Lo que hace este programa es extender las funciones del portapapeles de Windows, copiando diferentes elementos al mismo tiempo y ofreciendo la posibilidad de pegarlos a través de una pantalla de gestión.

Usar esta herramienta no requiere cambios de hábitos. Para copiar archivos, enlaces, fragmentos de texto o demás elementos, tenemos que usar la combinación Ctrl+C. Si presionamos Ctrl+V se pega el último elemento añadido al portapapeles, pero si lo mantenemos apretado durante un momento se despliega una ventana desde donde podemos seleccionar lo necesitado.

Shapeshifter ordena los archivos copiados según su extensión o categoría, facilitando su acceso al pegarlos. El programa prácticamente no consume recursos, se puede ejecutar desde el arranque de Windows y brinda opciones de personalización para modificar su interfaz. Es una herramienta muy completa y merece ser probada. Está en inglés y es compatible con Windows XP, Vista, 7 y 8.

Enlace: Shapeshifter.